8 de noviembre de 2010

Historia de una Sanidad pública negligente



Del proyecto lugares de espera
Me levanto por la mañana dispuesta a ir al médico, el día anterior ya caminaba como un anciano debido a la inflamación y dolor  en el tobillo. Preparo mi kit de espera, comida, agua, libro, música entre otros entretenimientos posibles. Afortuamente hasta el momento no tardan mucho.
Entro, me siento y la “doctora” me pregunta que me pasa.
-Me duele el tobillo, no puedo caminar bien.
Se levanta lo medio ve de reojos y contesta: eso no esta inflamado. Ha de ser por el tatuaje que llevas (El tatuaje fue realizado hace 2 días, esta ubicado en la pierna, no en el tobillo).
-Me he hecho bastantes tatuajes ya y nunca se me ha inmovilizado o causado dolor alguno en otra zona del cuerpo.
Llama a la otra “doctora”; “a veure, veuen el teu a mirar això, que jo no veig gens”
Doc2: -Esta un poco inflamado pero “la sanidad pública española no se hace responsable por esto”
-Osea que no cubre que no pueda caminar? (A todas estas ni habían levantado su big ass para ver el tobillo y mucho menos me han dicho para revisarlo, estaban enfocadas que el problema era en realidad el tatuaje de la pierna)
Doc1: Mira… te voy a dar a un antiflamatorio y algo para el dolor
- El problema no es que duela, es que NO PUEDO CAMINAR!
Doc1: Yaaaa, pero una persona responsable se hace un tatuaje en vacaciones.
“Doctora” ¿qué coño va a saber usted de tatuajes?¿Como puedes usar la palabra responsabilidad en una oración si no has movido su big ass de la silla? pienso.
La Doc1 decidida a que el problema era el tatuaje, me da la respectiva hoja con la medicación.
Aquí viene lo bueno de la historia.
Me voy muy molesta, con el puñetero papel, tomo el ascensor y cuando llego a la bici para irme a casa leo el papel que me ha dado la excelentísima “doctora”.  Paracetamol cada hora durante una semana. Jajajajaja, no sé si reirme o que… La “doctora” en cuestión no solo no hizo su trabajo objetivamente, revisar al paciente, preguntarle por qué cree que le pasa eso, no no no. Me medica algo a lo cual soy alérgica. Con esa dosis de Paracetamol me podía mandar directamente a la funeraria.
Regreso donde la excelentísima doctora para explicarle que en el sistema dice bien claro que soy alérgica. A lo cual responde: Es que no lei esa parte.
Obviamente que la “doctora” en cuestión no sabe ni leer las cosas que son realmente importantes.
Doc: Bueno, como no se te puede dar paracetamol tendrás que ponerte hielo.
Esa vaina la pudo haber dicho hasta mi gata.
Me voy  a otro centro de asistencia sanitaria en busca de un doctor de verdad, este último me hace una serie de preguntas, me revisa el tobillo y me diagnostica tendonitis.
Le pregunto por la causa de mi tendinitis y dice que puede ser por muchas cosas, LO IMPORTANTE NO ES LA CAUSA.


Publicar un comentario